ALBERT SPEER


.

.

Por Salvador Borrego E.

.

Fragmento del libro “Derrota Mundial” del mismo autor, correspondiente al capítulo X; pp. 593 a 600
.
El cargo más grave que se hizo a los líderes nazis fue el de haber cometido “crímenes contra la humanidad”; en otras palabras, ejecuciones de judíos. La parte acusadora, o sea los mismo israelitas, calcularon en seis millones el número de ejecutados. Una cantidad tan grande de fusilamientos es incuestionablemente injustificada, pero el delito no se configura con el simple dicho del acusador. Para probarlo se hubiera requerido el trabajo de un tribunal imparcial y de una investigación que no fuera practicada por los mismos acusadores, máxime cuando esos acusadores exageran siempre todo suceso que tienda a favorecerlos. Frecuentemente llegan incluso a desprestigiar como victimarios a quienes en realidad son víctimas de ellos.

(más…)

.

.

Por Carlos Whitlock Porter

Tomado de heretical.com

.

.

Leer más…