Norman Finkelstein


.

.

Por Mark Weber. Director del Institute for Historical Review

.

.

El furor que desataron los comentarios de la negación del Holocausto del Obispo Williamson no es debido a una controversia sobre la verdad histórica, el papel de la historia en la sociedad, antisemitismo u “odio”. Este asunto realmente trata sobre poder, sobre quienes lo ejercen en nuestra cultura, así como la manera y las razones por las que se usa.

[Monseñor] Williamson, de nacionalidad inglesa y con 68 años de edad, pertenece a un grupo católico romano tradicionalista, hace unas semanas fue duramente criticado por sus comentarios sobre el Holocausto. Durante una entrevista para la televisión sueca, la cual ha sido ampliamente difundida en internet y citada constantemente en los medios de comunicación, él expresó la opinión de que no más de 300 mil judíos murieron en los campos de concentración alemanes durante la Segunda Guerra Mundial y que ninguno de ellos fue asesinado en cámaras de gases.

La furia resultante, que recibió toda la atención de los medios de comunicación, comenzó varias semanas después de que el Papa Benedicto XVI levantara las excomuniones a [Mons.] Williamson y a otros tres obispos “rebeldes” como parte de una estrategia para subsanar la ruptura entre este grupo católico romano conservador que se opone a las tendencias liberales dentro de la Iglesia.

Leer más…

.

.

Por Daniel McGowan

.

.

Visto en: dissidentvoice.org

.

.

En abril de 2007 la Unión Europea estuvo de acuerdo en establecer penas de prisión mayores a tres años para aquellos quien nieguen o trivialicen el Holocausto (1). En días recientes, y como respuesta a los comentarios del Obispo Richard Williamson, el Papa ha proclamado que negar el Holocausto es “intolerable e inaceptable”.

Leer más…