.

.

por Robert Faurisson

.

.

“Estamos conscientes hoy de que durante siglos y siglos hemos estado ciegos hasta el punto de que ya ni podemos ver la belleza de Tu Pueblo Elegido ni reconocer en sus rostros los rasgos de nuestros privilegiados hermanos. Nos damos cuenta de que la marca de Caín está grabada en nuestras frentes. A lo largo de los siglos, nuestro hermano Abel permaneció tendido en la sangre que habíamos vertido o virtió lágrimas provocadas por nuestro olvido de tu Amor. Perdónanos la maldición que hemos echado sobre su nombre de judíos. Perdónanos por haberte crucificado por segunda vez en su carne. Pues no sabíamos lo que hacíamos…” (Traducido del inglés)

.

.

Esta “oración por los judíos” atribuida al papa Juan XXIII, fallecido el 3 de junio de 1963, es falsa. Este documento falso apareció en enero de 1964 en un “informe” de la revista judía americana Commentary titulado “El Vaticano y los judíos” bajo la firma de F.E. Cartus, presentado por dicha revista como “el seudónimo de un observador católico romano que siguió de cerca el desarrollo del Concilio ecuménico (Commentary, órgano mensual del American Jewish Committee (New York, Chicago, Los Angeles), enero de 1965, n·1, vol.39, p.19629; la “oración” se encuentra página 21).

Leer más…